formularioHidden
formularioRDF
Login

Regístrate

O si lo prefieres...

 

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

¿Qué puedo hacer?

Recursos > futuro

facetas

23 resultados

 

Crear una empresa no tiene fecha en el calendario. Los empresarios más veteranos
cuentan con su experiencia y capacidad de gestión, y los más jóvenes con su
inconformismo y su creatividad.
 
Si como reza un proverbio suizo, la edad no juega ningún papel salvo en los quesos,
¿por qué determinar los años que debe tener un emprendedor para lograr el éxito en
su proyecto? Con 20, 40 o 50 años, cualquiera que tenga una buena idea que sepa
implementar, una adecuada red de contactos y se rodee del equipo oportuno puede
hacer realidad una empresa con futuro. “Veo el mismo brillo en la mirada de cualquier
emprendedor cuando explica su proyecto, sea cual sea su edad”, asegura Albert Martí,
cofundador y CEO de Bananity, una comunidad virtual para encontrar gente a la que le
guste o deteste las mismas cosas.
Sénior versus júnior
 
Martí es un claro ejemplo de que la edad no marca el momento para convertirse en
emprendedor. Con 41 años decidió crear su propia empresa. “Confluyeron dos factores:
la llamada crisis u oportunidad de los 40, en la que me pregunté qué quería hacer con mi
vida; y el empujón que recibí por parte de la empresa para la que trabajaba cuando decidió
vender mi división”, explica.
Reinventarse
El suyo no es el único caso. Ignacio de Benito dejó un puesto de consejero delegado en
una gran compañía en 2001 tras una fusión, y decidió reinventar su vida profesional. Con
59 años ya cuenta con cuatro empresas. Una de ellas es Crisbe Consultores, una firma
dedicada a orientar a otras compañías en su desarrollo del negocio internacional. Su idea
era ayudar a organizaciones extranjeras a implantarse en España, y su experiencia en dos
multinacionales, una española y otra suiza, con actividad global, le sirvieron como base
para crear su propio negocio.
 
Tanto Martí como De Benito coinciden en que la experiencia es un grado, especialmente
cuando ese bagaje profesional se enmarca en el área en la que se quiere emprender. “La
madurez es una ventaja. Crear una start up suele ser algo adrenalínico y por eso le va muy
bien la energía y el descaro de la juventud. Pero también se beneficia, de vez en cuando,
de la pausa que se adquiere con la edad”, defiende el cofundador de Bananity.
 
Además, la sociedad ha evolucionado y ahora apenas hay quien se extraña de que un
profesional con una larga trayectoria en grandes corporaciones se lance a fundar su propia
compañía. Ni al contrario. Para ejemplo Pep Gómez, un joven de 20 años que ha fundado
Fever, una start up que pretende revolucionar la manera en que la gente se conoce y hace
planes en una gran ciudad.
Juventud
La idea surgió durante su periplo estadounidense. Este castellonense no había cumplido
los 17 años cuando le fichó Bernardo Hernández, vicepresidente de márketing de Google,
para trabajar como asesor en San Francisco. Tras dos años en Estados Unidos decidió
volver a España, y en octubre del año pasado logró recaudar más de un millón de dólares
(más de 750.000 euros) en la primera ronda de financiación para su empresa.
 
Una labor que le llevó semanas de networking: “Hay que mandar muchos mails, llamar
a las personas adecuadas, estudiarte sus vidas y trabajar mucho. Fui a eventos y
conferencias para conocer gente, e incluso busqué en Internet. Es complicado, pero si
tienes una idea que cubre una necesidad, los inversores no se fijan en tu edad”, afirma. No
 
ha ido a la universidad, pero su talento y su capacidad innovadora le abrieron las puertas
de Esade, donde logró una beca para un curso diri-gido a pequeños empresarios.
 
Javier Agüera tampoco había cumplido los 20 cuando creó, junto a Rodrigo Silva,
Geeksphone, una empresa de telefonía móvil conocida por ser la primera marca europea
en lanzar un smartphone basado en Android a un precio más económico.
 
Sin embargo, su andadura empresarial comenzó antes. Mientras estudiaba en el instituto
creó dos start up: “TopKami surgió cuando buscaba un regalo para un amigo y quería algo
para personalizar una camiseta. A partir de ahí puse en marcha una tienda online que
funcionaba sobre todo bajo pedido”, recuerda Agüera. Casi en paralelo lanzó su segunda
start up, Darkgate Softworks, un negocio centrado en el diseño de videojuegos que, poco a
poco, y por falta de tiempo fue dejando al ralentí.
 
Agüera no cree que sea especial por incorporarse al mundo empresarial a una edad tan
temprana. Se define como una persona curiosa que siempre está investigando sobre las
cosas que le gustan. Opina que su espíritu emprendedor forma parte de lo que él llama la
Generación C: los creadores conectados. Jóvenes a los que les mueve la curiosidad, la
creatividad y el compromiso de hacer realidad sus proyectos y cambiar el mercado.
Retos
Aunque emprender no entienda de edades, un joven empresario puede encontrar
obstáculos a la hora de buscar financiación o disponer de una buena red de contactos.
Los retos para los sénior pasan por cambiar de mentalidad porque “hay que descartar la
idea de seguir contando con los mismos ingresos que antes” y de modelo de negocio.
Además, emprender a partir de cierta edad implica miedos tan comunes como el riesgo
económico, pues normalmente ya se cuenta con cargas familiares, y el temor a no estar
suficientemente conectado con las últimas tendencias tecnológicas. “La solución es
conseguir una combinación entre el maridaje de emprendedores junior y el bajage de los
sénior”, sentencia Martí.
 
FUENTE:   www.expansion.com

...

Publicado el 27.12.2012 por EmprendeRioja

Categorías:

 

Eduque a sus hijos para que sean
emprendedores
 
Si ha decidido que su hijo sea emprendedor en vez de futbolista no crea que se ha
librado de madrugones y partidos. Le queda una rutina de preparación por delante.
 
Están los trabajos de verano, muy apropiados para que el niño sepa de primera mano
que el dinero no crece en los árboles. También están los típicos puestos de limonada,
de galletas, bizcochitos o cualquier otro producto casero que se vende en la acera,
cerca de casa, a la vista de mamá. Se trata de un negocio idealizado por las películas de
Hollywood, pero ningún menor se ha hecho rico con esta actividad comercial.
 
Éstos y otros métodos de fomentar el gusto por la creación de empresas sólo darán un
barniz emprendedor a sus hijos, pero en todo caso participan de la filosofía que asegura
que el emprendimiento se enseña desde la escuela. Y si se consigue repasar cada día
en familia, mucho mejor. Aquí van algunos consejos por si usted quiere empezar como
mentor de creación de empresas con sus hijos.
 
Y no deje que nadie le acuse de exagerado o friki. Mezclado con cariño, una dieta sana,
deporte y amigos, esta es una forma como otra cualquiera de asegurar el futuro de sus
vástagos sin que se conviertan en bichos raros:
 
- Quizá pueda parecerle sorprendente y antipedagógico, pero algunos expertos aconsejan
que cultive en sus hijos una especie de virtud de la desobediencia. La mentalidad start up
que caracteriza a los creadores de nuevas empresas valora la disrupción, la ruptura. No
está de más que mantenga en sus niños el gusto por lo desconocido, por hacer las cosas
de manera diferente. Éstos son los ingredientes principales para la creatividad. Enséñeles
por tanto maneras constructivas de desafiar el statu quo. Muéstreles cómo desafiar las
normas de forma constructiva. Las visiones estereotipadas bloquean al visionario. Imagine
para sus hijos aproximaciones contradictorias, y acostúmbreles a trabajar con conceptos
opuestos.
 
- Desarrolle modelos de resolución de problemas que preparen a sus niños para encontrar
ideas de negocio en la vida cotidiana. Fomente las soluciones tipo “tormenta de ideas”.
Ayúdeles a identificar los problemas y a pensar en las posibles soluciones.
 
- En relación con esto, permita que sus hijos tomen decisiones. Las pequeñas decisiones
de hoy les ayudarán a tomar las decisivas y grandes de mañana.
 
- Enséñeles a “aprender haciendo” y a construir nuevas oportunidades. Les servirá
para darse cuenta, en su momento, de que con demasiada frecuencia las grandes
corporaciones están atadas por políticas, procesos y planes. En vez de eso, la start up
busca constantemente victorias y resultados rápidos.
 
- Su influencia como padre alejará en sus hijos el miedo al fracaso. Inculque en ellos
la necesidad de intentar cualquier clase de proyecto, de que no teman fallar, de que
aprendan de sus errores y, por supuesto, de que lo vuelvan a intentar. En el futuro, su hijos
emprendedores le deberán el haber adquirido la herramienta esencial de cualquier creador
de empresa. Tenga en cuenta que el trabajo de sus hijos cuando sean emprendedores
será asumir riesgos, a pesar de que no tengan demasiadas garantías ni una promesa
segura de cuánto dinero van a ganar. Cree una cultura que recompense la innovación y la
 
experimentación, en la que el fracaso sea visto como una experiencia de aprendizaje.
 
- Haga que sus hijos lean. Proporcióneles toda la información posible acerca de los
sectores, industrias, tendencias, negocios, productos o consejos que tienen que ver con su
pasión. El emprendedor debe ser un experto en aquello que ama. Usted puede ayudar a
sus niños a lograrlo.
 
- Preocúpese de que en la red de relaciones de sus hijos haya personas que puedan
ayudarles en sus propósitos profesionales, que sean capaces de aconsejarles y clarificar
sus objetivos. Motíveles para que exploren la opción de contactar con profesores que
puedan actuar como mentores. Haga todo lo posible por rodear a sus vástagos de
verdadera diversidad intelectual. Si quiere que sean más creativos necesita ampliar su
círculo social, e incluir en él a gente que sea diferente a ellos. Esa red más extensa de
contactos les abre a nuevas formas de pensar.
 
- No es necesario que les diga que los Reyes son los padres antes de los cinco años.
 
FUENTE:   www.expansion.com

...

Publicado el 27.12.2012 por EmprendeRioja

Categorías:

 

Cómo criar niños emprendedores

Descubre cómo desarrollar en tus hijos las habilidades que los convertirán en empresarios exitosos en el futuro.

 

http://www.soyentrepreneur.com/23684-como-criar-ninos-emprendedores.html

...

Publicado el 12.12.2012 por EmprendeRioja

Categorías:

Y tú, ¿qué tipo de emprendedor eres?

Introvertidos, instintivos, racionales o emotivos. Existen tantos empresarios como diferentes personalidades. De su carácter depende el futuro de su negocio. Averigua cuál es el tipo que mejor te define.

...

Publicado el 20.11.2012 por EmprendeRioja

Categorías:

 

Bajo este nuevo servicio de Google se agrupan todos los programas y asociaciones que apoyan a las empresas nacientes y emprendedores alrededor del mundo.

Para conmemorar el 14º aniversario de la compañía y el espíritu emprendedor que les ha permitido llegar tan alto, llega Google para Emprendedores, una iniciativa que gira en torno a tres aspectos.

Por un lado busca la colaboración con organizaciones sólidas que ofrezcan asistencia a los emprendedores en su comunidad, la dirección de programas y herramientas para los emprendedores y ofrecer herramientas de Google relevantes a las empresas emergentes para apoyar su despegue.

Claves para posicionarse en la Red

La primera actividad en torno a la nueva iniciativa enfocada al emprendimiento ha sido la celebración de la Semana de Google para Emprendedores, que ha reunido en los últimos días a más de 3.000 emprendedores y Googlers de 28 ciudades y 13 países. Empezó el 21 de septiembre con un Fin de semana para empresas emergentes (Startup Weekend) en Mountain View, California, donde emprendedores de la zona se reunieron para crear su propia empresa en 54 horas.

El jueves 28 de Septiembre, le tocó el turno de Madrid, donde los asistentes disfrutaron de una jornada dirigida a aquellos empresarios que han creado un negocio en el último año. Alrededor de 80 emprendedores, un grupo de Googlers y varios inversores y expertos en emprendimiento se reunieron para charlar, en clave práctica, sobre cómo productos y servicios de Google como Analytics, AdWords o las Apps para empresas pueden ayudar al emprendedor a posicionarse en la Red.

Además, varios Googlers mostraron las oportunidades y tendencias que la compañía observa en relación al futuro del emprendimiento en España y se celebró una mesa redonda con inversores de capital riesgo y emprendedores de éxito que compartieron con los asistentes las claves del triunfo, y del fracaso, en función de su experiencia.

...

Publicado el 4.10.2012 por EmprendeRioja

Categorías:

 

No descanso lo suficiente y me afecta al trabajo
 
¿El calor le impide dormir lo suficiente?, ¿tarda en conciliar el sueño por culpa de las preocupaciones laborales?, ¿se
despierta varias veces a lo largo de la noche? Su problema puede ocasionarle graves enfermedades si no consigue ponerle
coto a tiempo, pero seguro que ya le ha ocasionado algún roce en el trabajo, que puede pasarle factura en el futuro. Cuando
no descansamos lo suficiente nos volvemos más conflictivos e irascibles y nuestras relaciones personales y profesionales se
deterioran.
 
Cuatro de cada diez trabajadores españoles duerme menos de siete horas diarias y un 10%, incluso menos de seis horas.
Según los expertos, esta cantidad es insuficiente para desempeñar una jornada laboral en óptimas condiciones y los
accidentes de trabajo en este tipo de personas son habituales. Lo mínimo son ocho horas, aunque a usted la parezca que con
menos tiene más que suficiente. Según un estudio de la Fundación Mutua de Accidentes de Zaragoza (MAZ) de Prevención
y Medicina, el 60% de los trabajadores tiene un descanso que no resulta reparador, bien porque duerme pocas horas o
porque sólo duerme plenamente en algunas ocasiones.
 
Si su problema es puntual, no tiene por qué preocuparse. Probablemente cuando pase la ola de calor que estamos sufriendo
o la preocupación que tiene en el trabajo, el sueño volverá y usted será el mismo de siempre. Pero si los problemas para
dormir que actualmente tiene se alargan en el tiempo, deberá poner coto lo antes posible, y lo mejor es acudir a su médico.
No sólo en beneficio de su salud, sino también si quiere mantener su puesto de trabajo y sus actuales relaciones personales.
 
De momento y hasta que determine si su problema es más grave de lo que parece, aquí van algunos consejos que pueden
ayudarle a superar el problema:
 
-El 29% de los trabajadores tarda más de media hora en conciliar el sueño aunque estén rendidos. Puede que éste sea
su actual problema. Si es así, hay una serie de rutinas que le ayudarán a dormirse pronto como tomar un baño antes de
acostarse, leer, cenar ligero o tomar una bebida caliente. También puede suprimir costumbres que son perjudiciales para su
sueño, como comer grasas o ver alguna película de miedo o guerra antes de dormir.
 
-Uno de los síntomas del insomnio es que los pacientes se despiertan mucho durante la noche. Si éste es su problema, sepa
que el 30% de los trabajadores dice padecerlo. Por otra parte, el 31% también afirma que se despierta de forma esporádica.
Si el problema es puntual, seguramente tenga que ver con que usted padece estrés o ansiedad. Hacer ejercicio durante el día
o comentar sus preocupaciones con su familia puede ayudarle a superar esta situación.
 
- Si usted no duerme bien porque ronca o porque tiene apneas del sueño, lo mejor es que acuda a su médico. Ambas
enfermedades tienen solución. El 66% de los trabajadores ronca habitualmente o en algunas ocasiones y el 11% manifiesta
tener paradas respiratorias durante el sueño.
 
- Quizá su problema con el sueño sea que ha adquirido nuevas responsabilidades en el trabajo. Agobiarse con ellas, no le
ayudará a resolverlas mejor. Los expertos aconsejan tener la mente despejada para afrontar los problemas que tenemos en
la oficina. Si no duerme, no pensará con lucidez.
 
- Un trabajo en el que tiene que hacer distintos turnos y horarios pueden provocar trastornos del sueño. Si éste es su
problema, plantee a su empresa la posibilidad de hacer un horario fijo.
 
http://www.expansion.com/2012/08/20/directivos/1345480256.html
 
Fuente:

...

Publicado el 21.8.2012 por EmprendeRioja

Categorías:

 

La crisis llegó, y dio al traste con buena parte de lo que hasta entonces funcionaba: miles de
negocios han cerrado, la economía se ha estancado, el consumo ha bajado y la tasa de desempleo
no ha parado de subir. Con este panorama hay que volver a empezar de cero, no vale aplicar lo que
servía hasta ahora. O como dijo Albert Einstein: “Los problemas no se pueden resolver con el mismo
tipo de pensamiento que los creó”.
Éste es el planteamiento de Hazlo distinto y triunfa (Editorial Gestión 2000).William C. Taylor, su
autor y fundador de la revista Fast Company, pretende ser una guía para los líderes de cualquier
ámbito que aspiren a resolver los problemas de su organización, lanzar nuevas iniciativas y
replantearse la lógica del propio liderazgo. Se trata, por tanto, de un manifiesto a favor del cambio.
 
Los obstáculos a menudo sirven como trampolín para hacer algo nuevo y conseguir el éxito. Por
eso, aplicar los mismos métodos que se utilizó en el pasado no parece ser la alternativa adecuada.
 
Como explica Taylor: “Estoy convencido de que cada vez más ejecutivos están empezando a
reconocer en su fuero interno que la prudencia y el conservadurismo (hacer más de lo mismo, pero
con menos confianza y convicción) son una fórmula segura para el desastre, no una fuente de
estabilidad o un refugio frente a la tormenta económica”.
 
No obstante, antes de ponerse manos a la obra hay que tener en cuenta que las personas son
reacias a los cambios, tienen miedo de lo que desconocen; y por esto, aun sabiendo que los tiempos
que corren demandan nuevos conceptos de negocios y de formas de gestionarlos, las compañías
se paralizan. Superar ese miedo inicial también es una parte clave del desafío que ahora se
presenta. “Cuando sólo se tiene una hoja de cálculo llena de previsiones en rojo, es fácil quedarse
paralizado por el miedo. Pero si se tiene temple de líder, los momentos complicados pueden ser una
magnífica oportunidad para desmarcarse y conseguir ventajas para los años venideros”.
 
Con este punto de partida, el libro recoge el decálogo de la innovación radical, es decir, las diez
preguntas que todo innovador debe responder.
¿Ve oportunidades que la competencia no ve?
Las empresas más exitosas no sólo superan a sus rivales, sino que redefinen los términos de la
competencia adoptando ideas únicas en un mundo en el que todos piensan como los demás. Se
trata de redefinir las organizaciones.
¿Tiene ideas nuevas sobre dónde buscar nuevas ideas?
Las ideas y prácticas que son rutinarias en un sector pueden ser revolucionarias en otro. ¿Qué
mejor forma de avivar su imaginación que buscando inspiración fuera de su área?, cuestiona Taylor.
¿Eres el mejor en algo?
Especialización, no se puede ser bueno en todo. Hay que ser el más asequible, el más accesible, el
más original o el más transparente. Hacer las cosas de la misma forma que todos los de su sector
no conducirá al éxito.
Si su empresa cierra mañana, ¿quién la echaría de menos y por qué?
Porque sus productos y servicios eran diferentes, por su cultura única o por su misión atractiva.
Según el libro, pocas compañías responden a este criterio. Y eso, recuerda el autor, que esta
pregunta es simple y profunda. “Vale la pena tomárselo en serio”.
¿Ha averiguado de qué forma la historia de su empresa puede ayudar a configurar su futuro?
El desafío de cambio no consiste en rechazar lo antiguo. Se trata de redefinir, reinventar el pasado.
Mirar lo que se ha hecho hasta ahora con otros ojos y plantear un plan de juego diferente para el
futuro.
¿Tiene clientes que no pueden vivir sin usted?
Si pueden vivir sin sus productos y servicios, seguramente lo harán. Hágase imprescindible. Las
organizaciones deben llegar a ser irremplazables para sus clientes y, para ello, no basta con
satisfacer racionalmente a los consumidores. También hay que conquistarlos emocionalmente.
¿Muestran más interés sus empleados que la competencia?
Compromiso: empleados que comparten y expresan los valores de la compañía. “Mantener
el rendimiento implica tanto cultivar un espíritu de energía, entusiasmo y compromiso como
desencadenar una serie de ideas rompedoras”.
¿Está obteniendo las mejores contribuciones de mucha gente
Los mejores genios empresariales, explica Taylor, no pretenden saberlo todo. Saben que su trabajo
consiste en obtener las mejores ideas de los mejores, quienes quieran que sean y cuando sean.
¿Es consistente su compromiso con el cambio?
Saltar de un modelo de negocio a otro una y otra vez no significa apostar por el cambio y la
innovación. Toda decisión de querer cambiar la situación debe ser firme, arraigada y comprometida
con unos valores y unos criterios.
¿Está aprendiendo tan de prisa como el mundo está cambiando?
No deje pasar la oportunidad de aprovechar y aprender de la crisis. Es un foco de oportunidades y
no deje de compartir lo que ha aprendido. “La mejor forma de demostrar su estatus de líder fuerte es
 
enseñar a los demás lo que sabe, tanto a los clientes y a los proveedores como a los competidores
directos”.
 
Fuente: Expansión

...

Publicado el 29.5.2012 por EmprendeRioja

Categorías:

 

El comercio de toda la vida tiene posibilidades si su oferta es innovadora, si apuesta por la cercanía con el público, la calidad, la especialización, la venta online y se dirige a clientes menos convencionales.

El negocio de toda la vida, el de la venta de frutas, el taller de bicicletas, la librería o la tienda de artesanía en la que se fabrican persianas, aún tiene cabida en una sociedad en la que las grandes superficies y la producción en masa han abocado a gran parte de estos comercios al cierre. Sin embargo, la cercanía al público, la innovación en los productos y la apuesta por la venta online convierten a estas pequeñas empresas en una opción para los emprendedores. "El negocio tradicional se desarrolla en un sector maduro y ofrece una respuesta ‘de toda la vida’ a la forma de competir y al modelo de negocio desarrollado en un campo tradicional”, explica Thierry Casillas, director de programas de consolidación de EOI.

Entre las oportunidades que ofrece el comercio tradicional se encuentran el que estos negocios siempre tendrán un hueco en el mercado y demanda de productos. Además, el primero que llega es el que establece las barreras de entrada complicando la permanencia a los competidores.

Pero Ángel Colomina, director de formación y emprendimiento del Consejo de Cámaras de Comercio matiza que “los emprendedores han de adaptarse a los nuevos patrones de compra de los consumidores y deben usar las nuevas tecnologías en la prestación o venta de los productos”.

En la puesta en marcha de la tienda online, por ejemplo, se deben analizar los gustos de los clientes para saber qué comercializar.

Un negocio es tradicional en la gestión u organización, pero no debería serlo en el producto: “Si se quiere entrar en un mercado maduro, hay que innovar y diferenciarse”, concluye Casillas.

Una librería para leer y tomar un vino
Escribir en la sección de literatura de un periódico y una partida de billar fue el comienzo de Tipos Infames. A Gonzalo Queipo, Francisco Llorca y Alfonso Tordesillas se les ocurrió la idea en 2007, y tres años después nació esta librería en el barrio madrileño de Malasaña. “Ampliamos el negocio tradicional de librería con un espacio donde ofrecemos una selección de vinos, bodega, cafetería y una sala de exposiciones. Digamos que es un lugar donde suceden cosas relacionadas con el libro, como presentaciones, exposiciones de ilustradores o talleres”, explica Tordesillas. La calidad, la especialización y la cercanía con el lector son tres de las claves del éxito de un negocio que, dada la crisis, tiene un panorama complicado. Los próximos proyectos para la librería pasan por el desarrollo tecnológico: renovar las condiciones del local incluyendo un proyector y una pantalla, y cambiar la web mejorándola con más servicios. “La cuestión radica en seguir activos y trabajar por lo que más nos gusta, la literatura”, afirma Tordesillas.

Productos de esparto para nuevos clientes
Juan Sánchez llegó hace 14 años al negocio de artesanía que había regentado primero su abuelo y después su padre, tras haber trabajado como técnico informático. Situada en la calle de la Cava Baja de Madrid, en Espartería Juan Sánchez se venden los productos que él mismo elabora: artículos de esparto, botijos, persianas, botas de vino y cuerdas. Explica que el negocio ya no tiene nada que ver con el de su padre, en el que había distinta mercancía y compraban otros clientes. “Vienen gitanos buscando bastones y servimos para el ‘atrezzo’ de películas y series de televisión”. Por ejemplo, en Hispania o Juana La Loca se ven los productos de esta espartería. Aun así, Sánchez reconoce que “las grandes superficies han matado a los negocios tradicionales”. Su apuesta ahora es la tienda online y un buen posicionamiento en Internet. “No me da para vivir, pero sí para capear la crisis”.

Originales bombones hechos a mano
Bombones de jengibre, de sésamo, chocolatinas, tabletas con frutos secos, con fruta fresca... Teresa Yagüe, maestra chocolatera, lleva trabajando este producto desde 1996, pero fue en marzo de 2010 cuando abrió La Bombonera de Barco en Madrid. Un negocio tradicional en el que se elaboran y venden productos de chocolate sin conservantes ni aromas artificiales. “Hay que dejar bien clara la diferencia entre el comercio que compra y vende artículos de chocolate y el nuestro, que fabrica fijándose en la calidad y en la originalidad de los bombones”, comenta Yagüe. Después de dos años, la tienda empieza a tener una clientela asidua, pero esta emprendedora reconoce que son momentos difíciles. “Intentamos buscar nuevos clientes en catering y bares. Ahora con la moda de los ‘gintonics’, algunos locales ponen una tapa dulce, así que ahí estamos nosotros con una uva o un gajo de mandarina bañado en chocolate”.

 

Fuente: Expansión

...

Publicado el 14.5.2012 por EmprendeRioja

Categorías:

 

A veces, se mezclan entre la multitud. Parece que son los mismos de antes, pero no. Algo ha cambiado en ellos. Son los empleados desmotivados. Aquellos que no se han sentido valorados, ni reconocidos lo suficiente. Este tipo de trabajadores en los que la motivación cae por momentos, pueden causar un gran problema a la larga, comenzando porque, cuando vengan tiempos mejores, abandonarán la empresa y ésta perderá a sus mejores empleados.

La consultora especializada en coaching, outplacement y desarrollo de personas Aflora ofrece cinco puntos para detectar al empleado desmotivado. Recuerde que, a menudo, estos profesionales son muy válidos y tratar de implicarles de nuevo en la organización es fundamental para garantizar el futuro de la misma cuando vengan tiempos mejores. Si alguna de estas características empieza a ser más que evidente en sus trabajadores con más talento, ya está sobre la pista para evitar males mayores.

Dice a todo que sí, no plantea dudas ni inquietudes
Acata las órdenes sin proponer nuevas vías de realizar las tareas, sin destacar nuevos modos que harían que el trabajo se hiciera de forma más eficiente. No se implica, por tanto. Trabaja, pero sin la implicación directa que hacía de él antes un trabajador “excelente”. Ahora, simplemente, es un buen empleado.

No se motiva ante los nuevos proyectos, los lleva a cabo sin más
En el empleado desmotivado se realiza un cambio en el lenguaje. Hace algo sin más, es decir, porque “tiene” que hacerlo, no porque “quiera” hacerlo. Es lo que sería la diferencia entre la obediencia y el compromiso.

Su productividad baja levemente, casi sin notarse
Se mueven pero no avanzan. Parecen haber olvidado que, tiempo atrás, eran el motor del departamento o de la empresa. Sienten que su comportamiento es coherente con sus pensamientos, por tanto siguen actuando de la misma manera, es decir estando pero no dando el máximo de si mismos.

Crean un ambiente negativo a su alrededor
Critican, plantean problemas, pero nunca soluciones. El trabajador en situación de merma de motivación, sólo generará inconvenientes, trabas, etcétera, pero no tendrá la suficiente iniciativa para plantear remedios que provoquen la resolución de la situación.

Siempre presente, pero ausente emocionalmente
El absentismo no es un problema con este tipo de empleados. Nunca faltan. Sin embargo, si que “falta” su compromiso con la empresa. Están, pero sin estar emocionalmente. Es lo que se ha venido a llamar el absentismo emocional.

 

Fuente: Expansión

 

...

Publicado el 14.5.2012 por EmprendeRioja

Categorías:

Innovación, creatividad y cambio

El artículo describe que la constante innovación es la única fuente de ventajas competitivas sustentables en el tiempo. La tecnología convierte en obsoleta la innovación del año anterior. El cambio tal vez sea la única constante, es también el eterno desafío para los educadores que buscan preparar a los estudiantes para el futuro.

...